19 Servicio de trabajo

A finales de 1944 recibí la notificación de presentación para el servicio de trabajo. El servicio de trabajo era un centro de servicio de los nacional-socialistas con el fin de tener mano de obra barata. Los hombres y mujeres de 17 años tenían que hacer un servico de trabajo de un año, y los hombres dos años más de servicio militar obligatorio. Esto fue pensado para la época de paz y en los años 1933-1939 se construyeron muchas carreteras en Alemania con el trabajo de estos jóvenes. Hoy en día, hay que decir que era un buen arreglo. Imagina que hubiera algo parecido en la Argentina y llevaran a los jóvenes drogadictos, los de las discotecas y de las universidades pintarajeadas del país a construir carreteras?


El 2 de enero de 1945 tenía que estar a cierta hora en la estación central de Bochum. Cogimos el tren a Winterberg en Sauerland. Delante de la estación nos esperaba el líder de trabajo. 1944-1945 fue un invierno muy frío, en Winterberg había 1 metro de nieve, a -20 grados. Marchamos penosamente por la profunda nieve y sólo avanzamos lentamente. A la izquierda en paralelo se alzaba un denso bosque de coníferas. Después de caminar alrededor de 1 hora, llegamos a un camino escondido y enseguida estábamos en el campamento. En medio del bosque alrededor habían construido aproximadamente 20 cabañas y sólo cortados los árboles que molestaban. Entre las casas se habían asegurado las copas de los árboles talados con alambre, de modo que desde arriba no se podía ver nada del campamento, ni del pueblo tampoco.
Estaba 100% camuflado a la vista de los aviones de reconocimiento del enemigo.

Nos dividieron de inmediato en las diferentes cabañas de madera, de acuerdo a la profesión en diversos trabajos. Como era un aprendiz comercial, un trabajo que no era necesario allí, me tomaron como leñador, es decir, nuestro equipo tenía que proveer leña para todos, no una tarea difícil en medio del bosque. Al día siguiente nos teníamos que presentar en fila y el líder supremo se salió y nos preguntó por nuestros antecedentes personales, familiares y demás. Después de preguntarme, me escogió como su “ayudante para todo”. Mi trabajo como leñador, entonces, terminó de inmediato, tenía que mantener su habitación limpia, lustrar sus botas, etc esto tenía más de una ventaja para mí, ya que me daba diariamente algunas comidas ricas, que los demás sólo podían imaginarse. Este hombre era muy cariñoso y educado, era un famoso autor alemán de libros para niños. Su nombre era Strauss, el doctor Strauss.

Por supuesto que tuve que tomar parte del entrenamiento militar, ese fue el motivo por el que nos habían llevado allí. De trabajo ya no se hablaba en el servicio de trabajo desde el estallido de la guerra. Aprendimos a desarmar y volver a montar la pistola 98 y debíamos que tratarla como nuestra propia novia. Nos teníamos que camuflar, arrastrar, correr, saltar, y mover furtivamente. Prácticas de tiro todos los días estaba en la agenda.

Unos días antes de nuestro salida nos anunciaron la visita a diversas figuras militares de alto rango. Tuvimos que presentarnos en nuestro uniforme de salida, y uno de los grandes hombres nos habló de la lucha de Alemania por la supervivencia, la providencia (nombre para Dios en la época nazi) que nos envió a nuestro líder, que eramos el futuro, etc. Al final nos preguntó si estábamos dispuestos a dar nuestras vidas a nuestro líder y nosotros presentabamos de forma”voluntaria” . ” ¿Quién no quería ser voluntario un paso adelante”. Eramos todos de 15-16 años de edad, y por supuesto que nadie dió un paso adelante. Posteriormente, cada uno fue llamado individualmente para elegir la fuerza armada, había para elegir la SS, el ejército, la Fuerza Aérea o la Armada. Yo me ofrecí para el último.

Share