Category humor y cosillas

La tortuga

La tortuga que
anduvo
tanto tiempo
y tanto vio
con
sus
antiguos
ojos,
la tortuga
que comió
aceitunas
del más profundo
mar,
la tortuga que nadó
siete siglos
y conoció
siete
mil
primaveras,
la tortuga
blindada
contra
el calor
y el frío,
contra
los rayos y las olas,
la tortuga
amarilla
y plateada,
con severos
lunares
ambarinos
y pies de rapiña,
la tortuga
se quedó
aquí
durmiendo,
y no lo sabe.
De tan vieja
se fue
poniendo dura,
dejó
de amar las olas
y fue rígida
como una plancha de planchar.
Cerró
los ojos que
tanto
mar, cielo, tiempo y tierra
desafiaron,
y se durmió
entre las otras
piedras.
Pablo Neruda
Share
Leer más

Canción de los poderes

Mío, dijo la piedra,
mía es la hora.
aplasto las tijeras,
tal es mi poder.
Más fuerte que los deseos,
mi poder, solo.

 

Mío, dijo el papel,
mías son las palabras
que asfixian a la piedra
con los pájaros imaginarios,
montones de ellos, volando
de la mente del moldeador.
Mío, dijeron las tijeras,
míos todos los cuchillos
cortan a través del papel
vida etérea;
nada es tan adecuado
como deseos desgarrados.

Como piedra aplasta tijeras,
como papel aspira piedra
y tijeras cortan papel,
todo termina solo.

Por lo tanto acumula tu papel
y tijera tus deseos
y desraíza las piedras
desde lo alto de la colina.
Todos terminan solos
como tu estarás, tu estarás.

por David Mason
traducción Carina

Fuente: Poetryoutloud

Share
Leer más

Autorretrato en la cama

Para los visitantes imaginarios tenía una silla
de mimbre que encontré en la basura.
Había un agujero donde debería estar el asiento
y sus patas se tambaleaban
pero conservaba una apariencia digna.

Jamás me senté en ella, aunque
con ayuda de un cojín uno podría haberlo intentarlo
cuidadosamente, con las rodillas juntas
como ella aquella vez,
reclinada y riéndose por la incomodidad.

La lámpara en la mesilla de noche
hacía lo que podía para conferirle
un cierto aire de misterio a la habitación.
Había también un espejo, que hacía
que todo se tambalease como en una pecera

si por casualidad miraba en su dirección,
con la nariz roja, a punto de estornudar,
con un grueso gorro de lana tapándome las orejas,
leyendo a algún ruso en la cama
y preocupado por mi alma, de eso estoy ...

Leer más

El alumno de Kendo

Share
Leer más

Responsable de que millones de niños mejoren sus notas del colegio

Share
Leer más

Xilófono gigante en el bosque

Share
Leer más

El amor

Share
Leer más

Tú enemigo

Bajo la sombra gris de otra montaña,
Bebiendo sin permiso de otro río,
Alimentando al monstruo de la rabia,
Tu enemigo.

Que viene a tu país a profanarte,
Que pisa la ciudad sin tu permiso,
Que sacará tus cosas a la calle,
Tu enemigo.

Si estos idiotas supieran,
Que yo soy el hombre más rico del mundo así,
Viviendo de tus abrazos.
Olvidaron, que el hombre no es más que un hombre,
Que tus manos son mi bandera,
Y que tengo de frontera una canción.

No me preguntes para que he venido,
Pregúntate mejor cómo has llegado,
Puede que seas el hijo de algún hijo de un esclavo.

Ven y háblale de frente a tu enemigo,
Culpable del amor, trabajo y tierra,
Culpable de vivir en el camino,
Por tu guerra.

Si estos idiotas supieran,
Que yo soy el hombre más rico del mundo así,
Viviendo de tus abra...

Leer más

Los Bajau

Share
Leer más

Planeta tierra

Share
Leer más