Category historias y reflexiones

El silencio interior

El silencio significa: La capacidad de pensar sin cabeza, La capacidad de volar sin alas, La capacidad de caminar sin pies, La capacidad de observar sin perturbar, La capacidad de escuchar sin interrumpir, La capacidad de palpar sin crear incomodidad. La capacidad de disfrutar la flor sin robarle su aroma y sobre todo la capacidad de entrar en ti y ver tu realidad. La verdad solo se puede conocer en absoluto silencio. No solo el silencio de afuera es necesario, pero también el silencio interior. Si al cerrar tus ojos tu mente está en silencio la puerta está abierta para conocer la realidad que te anima a vivir. Esa única realidad que llena tu alma de luz y claridad. Sin el silencio tu alma no tiene claridad, no tiene luz...

Leer más

La mariposa

Un hombre encontró un capullo de una mariposa y se lo llevó a casa para poder ver a la mariposa cuando saliera del capullo.
Un día vió que había un pequeño orificio y entonces se sentó a observar por varias horas, viendo que la mariposa luchaba por abrirlo mas grande y poder salir.
El hombre vió que la mariposa forcejeaba duramente para poder pasar su cuerpo a través del pequeño agujero, hasta que llegó un momento en el que pareció haber cesado de forcejear, pues aparentemente no progresaba en su intento.
Parecía que se había atascado. Entonces el hombre, en su bondad, decidió ayudar a la mariposa y con una pequeña tijera cortó al lado del agujero para hacerlo más grande y ahí fue que por fin la mariposa pudo salir del capullo...

Leer más

La encina

La encina, que conserva más un rayo
de sol que todo un mes de primavera, no siente lo espontáneo de su sombra, la sencillez del crecimiento; apenas si conoce el terreno en que ha brotado. Con ese viento que en sus ramas deja lo que no tiene música, imagina para sus sueños una gran meseta. Y con qué rapidez se identifica con el paisaje, con el alma entera de su frondosidad y de mí mismo. Llegaría hasta el cielo si no fuera porque aún su sazón es la del árbol. Días habrá en que llegue. Escucha mientras el ruido de los vuelos de las aves, el tenue del pardillo, el de ala plena de la avutarda, vigilante y claro. Así estoy yo. Qué encina, de madera más oscura quizá que la del roble, levanta mi alegría, tan intensa unos momentos antes del crepúsculo y tan doblada ahora...
Leer más

Cuando el trabajo se convierte en adicción

Las personas adictas a su actividad profesional se sienten a menudo bastante felices, ya que son capaces de obtener cierta satisfacción, especialmente si se implican en la actividad que estén desarrollando o si viven el trabajo como un reto excitante. Sin embargo, otros, con el mismo nivel de ansiedad, pueden sufrir diversos trastornos de salud. Todo depende de la respuesta individual al estrés, pero, de cualquier forma, ¿cómo podemos distinguir el límite entre trabajo-salud y trabajo-adicción? Aparentemente, ambos parecen ser iguales, pero las emociones y las actitudes subyacente al trabajo-salud y al trabajo-adicción resultan muy dispares...

Leer más

La barrera del humano

El piloto Chuck Yeager (1923) inició la era de los vuelos supersónicos el 14 de octubre de 1947, cuando rompió la barrera del sonido… aquella especie de “muro de ladrillos invisibles”.
Algunos científicos prominentes parecían disponer de ciertos “datos sólidos” respecto a que esa barrera era impenetrable.
Otros predijeron taxativamente, que tanto el avión como el piloto se desintegrarían cuando alcanzaran la velocidad Mach1; o que el piloto perdería la voz; retrocedería en edad, o recibiría fuertes golpes.
A pesar de ello, ese día histórico Yeaguer alcanzó una velocidad de vuelo de 1126 kilómetros por hora (Mach1.06) en su avión Bell Aviation X-1.
Tres semanas después alcanzó Mach1.35 y seis años más tarde voló a la increíble velocidad de 2594 kilómetros por hora (Mach2...

Leer más

Qué tesoro buscas?

La historia se refiere a un individuo que se mudo de aldea, en la India, y se encontró con lo que allí llaman un maestro. Este es un mendigante errante, una persona que, tras haber alcanzado la iluminación, comprende que el mundo entero es su hogar, el cielo su techo y Dios su Padre, que cuidara de el. Entonces se traslada de un lugar al otro. Tal como tu y yo nos trasladaríamos de una habitación a otra de nuestro hogar. Al encontrarse con el maestro, el aldeano dijo: “No lo puedo creer! Anoche soñé con usted. Soñé que el Señor me decía: -Mañana por la mañana abandonaras la aldea, hacia las once, y te encontraras con este maestro errante – y aquí me encontré con usted.””Que mas le dijo el Señor?” Pregunto el maestro...

Leer más

El perfeccionismo de si mismo

Me han contado que un maestro del Sable, ya anciano, había dicho: “El Samurai debe entrenarse toda su vida”. […] Un Samurai debe conocer sus debilidades y pasar su vida corrigiéndolas sin jamás tener el sentimiento de haber hecho ya lo suficiente. Naturalmente, nunca deberá sentirse confiado, pero tampoco ha de sentirse inferior.
»Yagyu, el maestro de la Vía del Sable, que enseñaba al Shogun Tokugawa, decía: “Yo no sé cómo superar a los demás. Lo único que sé es cómo superarme a mí mismo”. Él se decía: “Hoy soy mejor que ayer, mañana todavía seré superior”. Un verdadero Samurai consagra todo su tiempo al perfeccionamiento de sí mismo. Por ello el entrenamiento constituye un proceso sin fin.»
[Extracto del “Hagakure”(葉隠, ‘oculto bajo las hojas’), libro secr...

Leer más

La rutina

La rutina es como una rueda que nos mueve una y otra vez hacia lo que ya sabemos, hacia lo ya conocido. Muchas de nuestras rutinas no son sino legados que hemos heredado, atmósferas que hemos respirado, conductas que hemos imitado, maneras de ser que hemos asumido como propias. No pocas veces, en esa repetición de lo conocido, de lo que, aunque adverso, nos resulta familiar y habitual, llegamos a encontrar un cierto bienestar envuelto con los encajes de la apatía, de la falta de ilusión y entusiasmo...

Leer más

El secreto de la felicidad

Cierto mercader envió a su hijo con el más sabio de todos los hombres para que aprendiera el Secreto de la Felicidad. El joven anduvo durante cuarenta días por el desierto, hasta que llegó a un hermoso castillo, en lo alto de la montaña. Allí vivía el sabio que buscaba.
Sin embargo, en vez de encontrar a un hombre santo, nuestro héroe entró en una sala y vio una actividad inmensa; mercaderes que entraban y salían, personas conversando en los rincones, una pequeña orquesta que tocaba melodías suaves y una mesa repleta de los más deliciosos manjares de aquella región del mundo. El sabio conversaba con todos, y el joven tuvo que esperar dos horas para que lo atendiera.
El sabio escuchó atentamente el motivo de su visita, pero le dijo que en aquel momento no tenía tiempo de explica...

Leer más

Hay muchos caminos

Muchos se han preguntado sin tener respuesta en su vida ¿Cómo conectarse con esta fuente inagotable de vida, de abundancia, de riqueza que accedemos en la meditación? En primer lugar a esa fuente inagotable de Energía puedes llamarle Dios, o puedes llamarle verdad o darle el nombre que desees de acuerdo a la corriente religiosa que sigas.Si vas a La Gran Sabana y quieres llegar a Canaima para ver El Salto Ángel, existen muchas maneras de hacerlo, muchos caminos. Por un camino quizá te encuentres en una canoa atravesando hermosos riachuelos, vistas paradisíacas de una selva virgen con árboles antiquísimos...

Leer más