Category historias y reflexiones

Reflexiones para finales de abril/principios de mayo

Para un tiempo revuelto, como el que estamos teniendo desde finales de abril y principio de mayo propongo las siguientes reflexiones: No reacciones. Mantén el control.


No es bueno que cualquiera te controle. Conserva tus impulsos junto a la prudencia. Aunque así lo parezca, nadie tiene el poder para ofenderte. El problema no está en lo que te acontece. Está en lo que piensas acerca de lo que te acontece.

No reacciones.Mantén el control. Un grito, un desplante o una ofensa, surgen de la debilidad del agresor. Mira su angustia, su soledad, su miedo, su vacío. Mira su tristeza, su dolor, su frustración y su envidia. Entonces podrás hacerte inmune a sus agravios.

No reacciones.Mantén el control. Usa tu inteligencia y conviértete en la niebla...

Leer más

El increible Ki

Un Maestro de combate a mano desnuda enseñaba su arte en una ciudad de provincia. Su reputación era tal en la región que nadie podía competir con el. Los demás profesores de artes marciales se encontraban sin discípulos. Un joven experto que había decidido establecerse y enseñar en los alrededores quiso ir un día a provocar a este famoso Maestro con el fin de terminar con su reinado.El experto se presento en la escuela del Maestro. Un anciano le abrió la puerta y le pregunto que deseaba. El joven anunció sin dudar su intención. El anciano, visiblemente contrariado, le explicó que esa idea era un suicidio ya que la eficacia del Maestro era temible...
Leer más

Sexto sentido

Tajima no kami paseabas por su jardín una hermosa tarde de primavera. Parecía completamente absorto en la contemplación de los cerezos al sol. A algunos pasos detrás de él, un joven servidor le seguía llevando su sable. Una idea atravesó el espíritu del joven: “A pesar de toda la habilidad de mi Maestro en el manejo del sable, en este momento sería fácil atacarle por detrás, ahora que parece tan fascinado con las flores del cerezo”. En ese preciso instante, Tajima no kami se volvió y comenzó a buscar algo alrededor de sí, como si quisiera descubrir a alguien que se hubiera escondido. Inquieto, se puso a escudriñar todos los rincones del jardín. Al no encontrar a nadie, se retiró a su habitación muy preocupado. El servidor acabó por preguntarle si se encontraba bien y si deseaba algo...

Leer más