Ocho poderes: segunda parte

El primer par que señalaré es movimiento y quietud.
Pero oye, no te dejaré salir tan a la ligera … así que tomaré la quietud aquí primero y el movimiento en la próxima publicación.😊

Desconocido para la mayoría de la gente es que cuando Ueshiba hablaba de misogi o aikido como misogi se refería a este ‘poder’.

Quietud. Más allá de la mente está la quietud. Una fuente llamada quietud.
Cuando Ueshiba habla del universo y la creación, señala este “punto de luz”.
Lo gracioso es que Tohei pasa a tener un principio fundamental en su enfoque llamado un punto, que
obtuvo del Karma Yoga, haciendo referencia a lo mismo …. misogi.

Entonces … esta quietud más allá de la mente puede verse también como la fuente de luz. Sin embargo, más importante primero es la fuente de la mente vacía.

La mente vacía significa que te estás alineando, sintonizando, quietud.
La energía ‘fuerza’ que proviene de esto es conocida por los yoguis como prana. Esto no es ki, es prana. Para hacerlo más real ….. es la sensación de tranquilidad.
Por lo tanto, tu mente se vuelve tranquila, inalterable, clara.
Por lo tanto, la luz brilla a través.

Cuando la gente habla de que los japoneses dicen que tu mente está en tu vientre, se refieren a este centro de quietud sabio en el cuerpo, es tu centro.
Poder.

Cuando la mente no está quieta y tranquila, la energía va en muchas direcciones. En otras palabras,
se está dispersando. Si se está dispersando, perderá poder.

Ahora, este poder tiene un trabajo o dos por hacer. Por supuesto.
Su principal es purificante. Manteniendo claro. Fresco y nuevo. Continuamente.
En muchos lugares, esto también se llama alma.

Quietud. ¿Cómo puedes percibir las cosas?
Cosas. Ellas tienen forma. ¿Cómo es que tienen forma? Ellas contienen quietud.
Cuando estos científicos hablan de la teoría del Big Bang, deberían hablar sobre la gran quietud,
teoría que se forma a través de la tranquilidad.

En meditaciones y yoga, se te dan ejercicios para que yo sea quietud, mires desde la quietud, ves desde la quietud, así observas todos los movimientos incluso de pensamientos sin interferencia.

Ja, ja … y cómo podrías verlos a menos que la quietud contuviera luz.

Paz.G.

Graham Christian
Traducción Carina

Fuente Facebook

Share