Category historias y reflexiones

Amor Mayúsculo

Un hombre bastante viejo buscó una clínica para una curación en su mano herida, manifestando mucho apuro porque estaba atrasado para un compromiso. Mientras era tratado, el joven médico quiso saber el motivo de su prisa, y él dijo que necesitaba ir a un asilo de ancianos a tomar el café de la mañana con su esposa que estaba internada allá hacía bastante tiempo.. Su esposa sufría del Mal de “Alzeimer” en estado bastante avanzado … Mientras terminaba la curación , el médico le preguntó si ella no se preocuparía por el hecho de él llegar con retraso. – “No … dijo él. Ella ya no sabe quien soy yo. Hace casi cinco años ella ni me reconoce…” Intrigado el médico le pregunta : – “Pero, si ella ya no sabe quien es Ud...
Leer más

Fragmento de el abismo y/o la pertinencia de la paradoja

Por: Sergio Laignel –Lavastine
…las proposiciones del mundo moderno apuntan, en su gran mayoría, hacia el yo-ego como sustento de la alegría, de la felicidad y de la libertad. El hombre psicológicamente equilibrado y sano pasa a ser el poseedor de las llaves que conducen a la auto-realización y al ideal del prototipo humano. Pronto, sin embargo, el niño, el adolescente y luego el adulto se percatan de que en el nivel egolátrico de nuestra existencia somos acometidos por la ira, por el miedo, la desolación y por las múltiples modalidades de nuestras apetencias y pasiones. Por ello, gran parte de nuestros esfuerzos están destinados a evitar que se nos desenmascare y de suceder esto, o nos enfurecemos o nos deprimimos...
Leer más

El Rol del movimiento en la educación integral del hombre

Por Rene Daumal
Algunas veces, uno de los accidentes de la vida –desgracia un profundo y conmovedor encuentro- hace estremecerse el ficticio y sólido edificio que un ser humano ha construido para comodidad de su existencia. Afectado en lo que el cree que son sus raíces, él es consumido por un instante por el fuego de una pregunta, de una duda: Quien Soy YO? Para qué vivo? Adonde voy? En este instante de realidad el piensa. Pero estos momentos son casi siempre excepcionales y accidentales, particularmente para el hombre preparado –condicionado por actitudes sociales- retraído en los círculos viciosos, de las sombras de su conciencia- que nuestra civilización produce en abundancia. Pero la apariencia del equilibrio del edificio es raramente comprometida de una manera seria...
Leer más

Estrellas o cometas

Hay personas Estrella y hay personas Cometa.Los Cometa pasan. Apenas son recordados por las fechas que pasan y vuelven.Los Estrella, en cambio, permanecen.Hay mucha gente Cometa. Pasa por nuestra vida apenas por instantes; no cautiva a nadie, y nadie la cautiva. Es gente sin amigos, que pasa por la vida sin iluminar, sin calentar, sin marcar presencia.Así son muchos artistas. Brillan apenas por instantes en los escenarios de la vida.Y con la misma rapidez que aparecen, desaparecen.Así son muchos reyes y reinas: de naciones, de clubes deportivos o concursos de belleza. También entran los hombres y mujeres que se enamoran y se dejan enamorar con la mayor facilidad.Así son las personas que viven en una misma familia y pasan al lado de otro sin ser presencia, sin existir...

Leer más

Atiende al que te hable

“No escuchar al que te habla, no sólo es falta de cortesía, sino también de menosprecio. Atiende al que te hable; en el trato social nada hay tan productivo como la limosna de la atención” (Honoré de Balzac) ¡Qué paz se siente cuando eres escuchado! Te sientes como una persona nueva a la que respetan. Escuchar a alguien es meterse en su mundo interior para respetarle y para que deje que todo lo que tiene dentro, pase como vasos comunicantes a ti. Debes sentirte orgulloso cuando alguien se te confía. Es señal de que posees la rara capacidad de detener tu tiempo para dedicarlo a otros. La gente dice continuamente que no tienen tiempo para nada, si te fijas bien, los que no hacen mucho son quienes más repiten esa palabra frecuentemente...

Leer más

El samurai y el pescador

Durante la ocupación Satsuma de Okinawa, un Samurai que le había prestado dinero a un pescador, hizo un viaje para cobrarlo a la provincia Itoman, donde vivía el pescador. No siéndole posible pagar, el pobre pescador huyó y trató de esconderse del Samurai, que era famoso por su mal genio. El Samurai fue a su hogar y al no encontrarlo ahí, lo buscó por todo el pueblo. A medida que se daba cuenta de que se estaba escondiendo se iba enfureciendo. Finalmente, al atardecer, lo encontró bajo un barranco que lo protegía de la vista. En su enojo, desenvainó su espada y le gritó: ¿”Qué tienes para decirme”?. El pescador replicó, “Antes de que me mate, me gustaría decir algo. Humildemente le pido esa posibilidad...

Leer más

El asombroso caso de Chunosuke Matsuyama

En el año 1784 una gran tormenta del Pacífico sorprendió a un barco de buscadores de tesoros japoneses. Tras luchar durante gran parte de la noche contra la furia de la naturaleza la embarcación terminó yéndose a pique y llevando consigo a varios tripulantes. No obstante, en un golpe de suerte, o quizás falta de esta, 44 marineros lograron nadar hasta un islote de coral. Allí durante algunos días soportarían al impiadoso sol sobre sus espaldas esperando inútilmente hasta morir deshidratados. Muchos, enloquecidos por haber bebido agua salada a causa de la desesperación, se arrojarían a nadar solo para morir en el medio del océano, otros, como es el caso de Chunosuke, quien además era el capitán, permanecerían en el coral con el resto de su tripulación...

Leer más

Espejos distorsionados…

Se cuenta que había un monje que era ejemplo de ascetismo y correción. Un buen día, o mejor un mal día, lo acusaron de haber embarazado a una doncella; la propia joven lo hizo para salvar de la ira de su padre al verdadero responsable. Se levantaron todo tipo de calumnias e improperios, y paraestigmatizarlo más aún, le obligaron a tener que criar a la criatura. Años después cuando se supo la verdad, el arrepentimiento fue general y no encontraban la forma de desagraviar al monje en quien ahora veían un santo. El monje les dijo con toda humildad: “Estaba seguro de no ser ninguno de los dos personajes que me atribuyeron, ni para bien ni para mal, así que nunca llegó a perturbarse mi tranquilidad”. Lo que el otro ve en ti es simplemente lo que el otro quiere ver...

Leer más

El círculo de la alegría

Cuenta Bruno Ferrero que cierto día un campesino golpeó con fuerza la puerta de un convento. Cuando el hermano portero abrió, él le extendió un magnífico racimo de uvas.-Querido hermano portero, estas son las más bonitas producidas por mi viñedo. Y vengo aquí para regalarlas.-¡Gracias! Las llevaré inmediatamente al abad, que se alegrará con este ofrecimiento.-¡No! Yo las he traído para ti.-¿Para mí?–. El hermano se sonrojó porque consideraba que no merecía tan bello presente de la naturaleza.-¡Sí! – insistió el campesino. – Porque siempre que golpeé esta puerta tú me abriste. Cuando necesité ayuda porque la sequía había destruido mi cosecha, tú me dabas todos los días un pedazo de pan y un vaso de vino...

Leer más

La cultura del Slow Down

Por: Oswaldo Carpio Villegas (*) Testimonio y reflexión.

Ya voy para 18 años desde que ingresé en la Volvo, una empresa sueca. Trabajar con ellos es una convivencia muy interesante. Cualquier proyecto aquí demora dos años para concretarse, aunque la idea sea brillante y simple. Es una regla. Los procesos globalizados causan en nosotros (brasileños, argentinos, peruanos, venezolanos, mexicanos, australianos, asiáticos, etc.) una ansiedad generalizada en la búsqueda de resultados inmediatos. En consecuencia, nuestro sentido de la urgencia no surte efecto dentro de los plazos lentos de los suecos.Los suecos debaten, debaten, realizan sin número de reuniones, ponderaciones, etc. Y trabajan con un esquema más bien “slowdown”...

Leer más