Category historias y reflexiones

Espejos distorsionados…

Se cuenta que había un monje que era ejemplo de ascetismo y correción. Un buen día, o mejor un mal día, lo acusaron de haber embarazado a una doncella; la propia joven lo hizo para salvar de la ira de su padre al verdadero responsable. Se levantaron todo tipo de calumnias e improperios, y paraestigmatizarlo más aún, le obligaron a tener que criar a la criatura. Años después cuando se supo la verdad, el arrepentimiento fue general y no encontraban la forma de desagraviar al monje en quien ahora veían un santo. El monje les dijo con toda humildad: “Estaba seguro de no ser ninguno de los dos personajes que me atribuyeron, ni para bien ni para mal, así que nunca llegó a perturbarse mi tranquilidad”. Lo que el otro ve en ti es simplemente lo que el otro quiere ver...

Leer más

El círculo de la alegría

Cuenta Bruno Ferrero que cierto día un campesino golpeó con fuerza la puerta de un convento. Cuando el hermano portero abrió, él le extendió un magnífico racimo de uvas.-Querido hermano portero, estas son las más bonitas producidas por mi viñedo. Y vengo aquí para regalarlas.-¡Gracias! Las llevaré inmediatamente al abad, que se alegrará con este ofrecimiento.-¡No! Yo las he traído para ti.-¿Para mí?–. El hermano se sonrojó porque consideraba que no merecía tan bello presente de la naturaleza.-¡Sí! – insistió el campesino. – Porque siempre que golpeé esta puerta tú me abriste. Cuando necesité ayuda porque la sequía había destruido mi cosecha, tú me dabas todos los días un pedazo de pan y un vaso de vino...

Leer más

La cultura del Slow Down

Por: Oswaldo Carpio Villegas (*) Testimonio y reflexión.

Ya voy para 18 años desde que ingresé en la Volvo, una empresa sueca. Trabajar con ellos es una convivencia muy interesante. Cualquier proyecto aquí demora dos años para concretarse, aunque la idea sea brillante y simple. Es una regla. Los procesos globalizados causan en nosotros (brasileños, argentinos, peruanos, venezolanos, mexicanos, australianos, asiáticos, etc.) una ansiedad generalizada en la búsqueda de resultados inmediatos. En consecuencia, nuestro sentido de la urgencia no surte efecto dentro de los plazos lentos de los suecos.Los suecos debaten, debaten, realizan sin número de reuniones, ponderaciones, etc. Y trabajan con un esquema más bien “slowdown”...

Leer más

Las tres rejas

El joven discípulo de un filosofo sabio llega a casa de este y le dice:-Oye maestro, un amigo tuyo estuvo hablando de ti con malevolencia…..-¡Espera! -lo interrumpe el filosofo – ¿ya hiciste pasar por las tres rejas lo que vas a contarme?- ¿Las tres rejas?-Si. La primera es la verdad. ¿Estas seguro de que lo que quieres decirme es absolutamente cierto? -No. Lo oí comentar a unos vecinos.-Al menos lo habrás hecho pasar por la segunda reja, que es la bondad. Eso que deseas decirme, ¿es bueno para alguien? No, en realidad no. Al contrario…-¡Ah, vaya! La última reja es la necesidad. ¿Es necesario hacerme saber eso que tanto te inquieta? -A decir verdad, no. -Entonces -dijo el sabio sonriendo- si no es verdad, ni bueno, ni necesario, sepultémoslo en el olvido.
Share
Leer más

El anillo

-Vengo, maestro, porque me siento tan poca cosa que no tengo fuerzas para hacer nada. Me dicen que no sirvo, que no hago nada bien, que soy torpe y bastante tonto. ¿Cómo puedo mejorar? ¿Qué puedo hacer para que me valoren más? El maestro sin mirarlo, le dijo: -Cuanto lo siento muchacho, no puedo ayudarte, debo resolver primero mi propio problema. Quizá después… – y haciendo una pausa agregó:- si quisieras ayudarme tú a mí, yo podría resolver este problema con más rapidez y después tal vez te pueda ayudar. -E…encantado, maestro -titubeó el joven, pero sintió que otra vez era desvalorizado y sus necesidades postergadas. – Bien, -asintió el maestro. Se quitó el anillo en el dedo pequeño, y dándoselo al muchacho, agregó:- toma el caballo que está allá afuera y cabalga hasta el mercado...

Leer más

Diez métodos para resolver un conflicto

·

Mantente fresco cuando otros estén furiosos y pierdan la cabeza. Tú tienes el control sobre tus emociones, no lo pierdas. No se trata de no demostrar tu molestia, sino de hacerlo mesuradamente, sin después arrepentirte de una acción cometida en un momento de descontrol.

· Recuerda que cada discusión tiene al menos tres puntos de vista: el tuyo, el del otro y los de terceros, los cuales probablemente están más cerca de la objetividad. Siendo más versátil y viendo las cosas desde la perspectiva de los demás, enriquecerás tu propio punto de vista.
· Espera a calmarte antes de hablar

. Ten en cuenta que la relación es más importante que la discusión. Dale más relevancia a las personas que a las opiniones.

· Trata a toda persona con la cual tengas contacto como si fuera u...
Leer más

El espejo de las relaciones

Un hombre llegó a un pueblo y fue a ver al maestro sufí, el anciano sabio de la localidad.

El visitante dijo: -Estoy considerando mudarme aquí. Me preguntaba qué clase de vecindario es éste. ¿Puede decirme cómo son las personas aquí? -Dime qué clase de personas vivían en el lugar de donde vienes –dijo el maestro sufí. -Oh, eran salteadores, estafadores y embusteros. -¿Sabes algo? Ésa es exactamente la clase de personas que viven aquí. El visitante se fue y nunca volvió. Media hora después, otro hombre entró al pueblo, buscó al maestro sufí y le dijo: -Estoy pensando en mudarme para acá. ¿Puede decirme qué clase de personas viven aquí? -Dime qué clase de personas vivían en el lugar de donde vienes –volvió a responder el maestro...
Leer más

La tristeza y la furia

En un reino encantado donde los hombres nunca pueden llegar, o quizás donde los hombres transitan eternamente sin darse cuenta… En un reino mágico, donde las cosas no tangibles, se vuelven concretas… Había una vez…un estanque maravilloso. Era una laguna de agua cristalina y pura donde peces de todos los colores existentes y donde todas las tonalidades de verde se reflejan permanentemente…hasta ese estanque mágico y transparente se acercaron a bañarse haciendose mutua compañia la tristeza y la furia. Las dos se quitaron sus vestimentas y desnudas las dos, entraron al estanque...

Leer más

La vida de un samurai

Miyamoto Musashi el samurai legendario. Nació alrededor de 1584 en el seno de una familia noble, perteneciente al clan Harima, su abuelo era un importante señor feudal, amo del castillo de Takeyama. Con seis años quedó al cuidado de su tío un monje y empezó a estudiar kendo. Su carrera como samurai libre, comenzó con su primer duelo a los trece años. A los 19 años se alistó en el ejército de Ashikaga para luchar contra Tokugawa Ieyasu. Con 28 años celebró un mítico duelo contra Sasaki Kojiro, fue el último con katana, desde entonces sabiéndose invencible, siempre que tenía que enfrentarse a un rival con la única intención de demostra quien era el más hábil usó el bokken o espada de madera...

Leer más

Muere lentamente

Muere lentamente quien no viaja, quien no lee, quien no oye música, quien no encuentra gracia en sí mismo. Muere lentamente quien destruye su amor propio, quien no se deja ayudar. Muere lentamente quien se transforma en esclavo del hábito, repitiendo todos los días los mismos trayectos, quien no cambia de marca, no arriesga vestir un color nuevo y no le habla a quien no conoce. Muere lentamente quien hace de la televisión su gurú. Muere lentamente quien evita una pasión, quien prefiere el negro sobre blanco y los puntos sobre las “ies” a un remolino de emociones, justamente las que rescatan el brillo de los ojos, sonrisas de los bostezos, corazones a los tropiezos y sentimientos...

Leer más