Parado en el puente flotante:

Otro aspecto del Aikido.
Aquí es donde vive la ‘toma’ de ‘takemusu’.
Aquí es donde brilla la cruz del aiki.
No es de amor o musu.

Sin embargo, aquellos que practican musu pueden sentirlo y pensar que es parte del amor.
No, practican desde el kamae del amor pero aún no desde el puente flotante.
Desde el puente flotante eres uno con ki y paz.
La paz no es una ausencia de algo, es una “fuerza”, es una energía viva. El flujo de la cual es un camino.
Sí, realmente hay un camino de paz.

Paz. G

Graham Christian
Traducción Carina

Fuente Facebook

Share