Micheline Vaillant-Tissier, 6º Dan Aikikai en algunas palabras

Micheline Tissier-Vaillant en algunas palabras:
En enero de 1976 con 15 años y medio comienza el Aikido en el Aikikai de Tokio. Anteriormente habia practicado atletismo intensamente, bajo la severa atención de su entrenador: su padre.También estuvo practicando la danza que fue una de sus pasiones durante 7 años. Después de 2 meses de entrenamiento diario en el Hombu Dojo, ella hace su entrada en el dojo de los “grandes”. Christian Tissier fue su primer compañero y su consejero en este gran día. Algunos dirán que la casualidad no existe. Fue durante el curso de Masuda Sensei y Hichihashi Sensei que ella se sintió mejor en sus principios.Después de algun tiempo Micheline se decide a lanzarse esta vez en el curso del Maestro Kishomaru Ueshiba, el Doshu anciano, quien la impresiona mucho. Siguiendo el consejo de los franceses que vivian en Japón, ella también sigue los cursos del Maestro Yamaguchi, cursos que le gustan instantáneamente. La persona del Maestro Yamaguchi era tan cautivadora que fue el motivo de que a Micheline le gustara tanto la práctica y pasara sus primeros kyus en Japón.

1976 fue el año durante el cual Christian Tissier decide volver a Paris y un poco más tarde Micheline vuelve al encuentro del que sería su marido. A partir de ese momento su vida y su trayectoria (en Aikido) se unen completamente a los de Christian Tissier.Ningún favoritismo le ayuda en su progreso, más bien lo contrario, Christian Tissier pone como punto de honor de que su mujer sirva de ejemplo. El era(al volver de Japón) muy exigente, duro consigo mismo y duro con los demás. Al entrenamiento no le faltaba dureza. Pero las reglas de la disciplina eran las mismas que las utilizadas en Japón. Poco a poco y a medida que pasaban los años, los entrenamientos se realizaban durante 2 o 3 horas diarias y los cursos casi todos los fines de semana. Micheline Tissier aprueba su 1º Dan con el maestro Tamura en 1978.

Uno de sus mejores recuerdos y regalo fue su 4º Dan aprobado con Yamaguchi Shihan durante un seminario técnico en 1989. Las relaciones que Micheline y Christian tenian con Yamaguchi Shihan eran como las que uno puede tener con su padre. Este momento se quedó grabado en su memoria. Yamaguchi Sensei era mucho más que su maestro, las relaciones privilegiadas entre ellos no excluian el profundo respeto y una gran admiración. Cada año, ellos volvian juntos a Japón y en 1977 Micheline volvió por 3 meses, porque su nostalgia por Japón era muy fuerte.

En estos viajes, muchos recuerdos, los entrenamientos a veces dificiles, pero siempre mucha satisfacción y un gran placer de volver cada año al origen. En 1989 en Vincennes, Micheline Tissier comienza a dar clases a un curso de principiantes, bajo la atenta y severa mirada de su maestro y marido.. Más tarde en 1997 Micheline sigue sus enseñanzas en Niza.

De 1990 a 1997 Micheline también practica el karate, continuando además su entrenamiento de aikido. Micheline Tissier no concibe la practica y enseñanza como algo triste y el recuerdo de Yamaguchi Shihan está constantemente presente en su memoria.Hoy en día Christian Tissier y Micheline Tissier están separados, pero tantos años de Aikido y los años de vida en común, dos hijos, todo eso queda”ad vitam aeternam”.Además Christian Tissier, Shihan, es un guía, sino el “guia” para muchos, de la FFAAA..

Micheline Vaillant Tissier es 5º Dan del Aikikai desde enero 2000 y maestra técnica francesa. Esta muy contenta de ser asi parte de las pioneras y de abrir la vía del aikido a las mujeres, a pesar de que hay numerosas practicantes, ninguna mujer nunca antes había formado parte del personal técnico francés. En comparación de nuestros amigos judokas y karatekas un verdadero retraso quizas estaba a punto de cambiar. Los dos clubs que ella dirige, uno en Niza y otro en Pujet, muestran su implicación en el mundo del Aikido. Los proyectos de exhibición de los más grandes expertos en artes marciales confirmarán, se espera, el lugar de la mujer y en particular la de Micheline Vaillant -Tissier, en el mundo, a veces cerrado de las artes marciales. Pero es suficiente de ver a Micheline Vaillant-Tissier en Bercy o en otras exhibiciones o todavia mejor los cursos para entender que esta “Sensette” particular merece su plaza entre los más grandes o los más hábiles y veteranos expertos del Aikido.

Budotradan 27/12/2005
Fuente:perso.orange.fr
Traducción:C.Reinhardt List

Share