A un hombre de gran nariz

Érase un hombre a una nariz pegado,
érase una nariz superlativa,
érase una alquitara medio viva,
érase un peje espada mal barbado;
era un reloj de sol mal encarado.
érase un elefante boca arriba,
érase una nariz sayón y escriba,
un Ovidio Nasón mal narigado.
Érase el espolón de una galera,
érase una pirámide de Egito,
los doce tribus de narices era;
érase un naricísimo infinito,
frisón archinariz, caratulera,
sabañón garrafal, morado y frito.
Share

2 comments to A un hombre de gran nariz

  • AikiGuille  dice:

    He aquí un amante del siglo de oro Carina, en especial de Quevedo. Muchas gracias por recordar esta obra del maestro.

    Un abrazo.

    • Carina Solamente  dice:

      Si es verdad Guillermo, me gustó mucho, muchas gracias por tu comentario y un abrazo

Deja una respuesta

Puedes usar etiquetas HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>