Propiedades digestivas de la Papaya

A la papaya se la considera un alimento con propiedades digestivas. Y, en efecto, tanto sus verdes hojas como el encarnado fruto son un buen aliado para el aparato digestivo. Y, ¿a qué se debe esa capacidad? Pues a uno de sus componentes estrella: la papaína. Se trata de una enzima proteolítica, es decir, con capacidad de descomponer las proteínas de los alimentos y neutralizar los ácidos gástricos. A la acción de la papaína se une la de la carpaína, un alcaloide presente en la papaya que actúa sobre el líquido biliar. Ambos elementos explican que la papaya ayude a digerir las carnes y comidas pesadas, mejore y facilite el proceso de la digestión y ayude a la quema de grasas con lo que desarrolla un efecto adelgazante, desintoxicante y depurativo de forma natural. También digiere las pectinas y ciertos azúcares y lípidos. De hecho, en terapias digestivas se la utiliza para compensar la falta de secreciones gastroduodenales y pancreáticas.
Su consumo resulta también adecuado en las digestiones pesadas, las gastritis o la acidez de estómago. Asimismo, la acción suavizante y antiséptica sobre las mucosas digestivas la hacen muy útil en caso de gastroenteritis y colitis de cualquier tipo así como en situaciones de estreñimiento o colon irritable.Pero, ¡ojo!: buena parte de esos efectos terapéuticos se deben a la papaína y esa sustancia sólo se encuentra en las hojas del papayo y en la fruta que está en su punto; cuando la papaya está muy madura pierde gran parte de la enzima. Téngalo en cuenta.

Share