16 Primer trabajo

Poco después de mi regreso a casa en septiembre de 1942 – se decia en Bochum que los ingleses habían bombardeado Essen. Todo el mundo corrió a Essen a verlo. Fue el primer ataque contra una ciudad alemana en donde fueron asesinados civiles. Enviaron, sin embargo, muy pocos aviones por lo que los daños fueron menores. Pero se había entendido la advertencia y construido muy rápidamente varios bunkers, en parte subterráneos, en parte búnker altos.

Justo delante de nuestra casa en la plaza Westfalia fue construido un búnker en tiempo record. Pero aún pasaron algunos meses antes de que los aliados comenzaran a destruir sistemáticamente las ciudades alemanas. Al principio, todavía buscaban objetivos militares y lugares de producción. El atentado de Essen estaba probablemente dirigido a las fábricas de Krupp, y como en Bochum también había muchas fábricas, también aquí caían bombas esporádicas. En uno de estos ataques, nuestro edificio se vió afectado por una bomba incendiaria y se quemó completamente. Cuando los bomberos se retiraron sólo habían quedado los muros de seguridad.

Nosotros, los alemanes somos un pueblo diciplinado y organizado, de lo contrario no habría sido posible hacerle frente al mundo durante seis años. Digo esto en relación con el incendio en nuestro edificio. Enseguida a la mañana siguiente padre fue al departamento de material y recibió vigas y hojas de acero corrugado. Puesto que viviamos en la planta baja, construyó el techo sobre nuestro apartamento. En dos días volvimos a tener un techo sobre nuestra cabeza y ahora vivíamos solos en el edificio.

A finales de 1942, los Aliados empezaron con el bombardeo de saturación. Esto comenzó de la siguiente manera: Salían de Inglaterra escuadrones de 500 aviones que volaban sobre Holanda y buscaban sus respectivos objetivos. El primer avión lanzaba bengalas, conocidas popularmente como árboles de Navidad, porque iluminaban toda la zona como la luz del día. Luego venia la escuadra y dejaba caer sus bombas a intervalos, asique por ej. una ciudad como Bochum podría ser completamente destruida en un ataque. Para nuestra consternación estábamos, es decir, la cuenca del Ruhr en la trayectoria de aproximación. Cuál fuera el objetivo que tuvieran, cuando sobrevolaban Holanda teníamos alarma. Es decir, desde finales del 42 hasta que terminó la guerra en la región del Ruhr, nadie podia dormir sin interrupción.

Vuelvo a esto más tarde. En marzo del 1943 terminé la escuela, los últimos meses no fueron mejores que los meses en Onstmettingen, no aprendimos mucho, en parte porque las escuelas estaban destruidas, en parte por la fatiga. Luego se planteó la cuestión : ¿qué hacer? Mi deseo era ser capitán de marina. Yo había leído en los últimos años todos los libros de Karl May (65), y seguía con un dedo en el mapa el camino de Old Shatterhand y Kara Ben Nemsi. A continuación, un libro de Kurt Faber cayó a mis manos, cuyas historias me encantaron, estaba claro para mí de conocer el mundo. ¿Qué era mejor que viajar en barcos? Pero en 1943 sólo había buques de guerra, no se necesitaba personal para la marina mercante.

Mi madre de ninguna forma quería lavar más “ropa sucia”, tenia suficiente con la ropa de trabajo de padre. Padre me aconsejó trabajar en el ferrocarril o ser cocinero. Un día mi madre me llevó al asesoramiento de trabajo. Me pusieron mi mejor ropa, tenía que lavarme la cara y las orejas. El oficial me preguntó por mi deseo, a lo que madre contestó por mí, yo quería hacer prácticas comerciales. Sí, dijo el funcionario, que pensaba sobre ser un mecánico de autos, madre respondió, que quería una formación comercial. Después de algunas idas y vueltas, el funcionario dijo que sí, tal vez tenía algo para mí, pero a la empresa, naturalmente, le gustaría un bachiller, lo que sería dificil hoy en día, por supuesto, porque todos los graduados fueron decomisados. Por
lo tanto, debia ponerme en contacto con la empresa Westfalia, Dinnendahl y Gröppel.


El Sr. W. luego dijo otra vez que hoy en día sería difícil de conseguir graduados, por lo que me daría una oportunidad. Me hicieron un contrato de prácticas de 3 años y empecé el 1 de abril en el departamento Magazin. Mi salario era de 25 marcos en el primer año. Mi trabajo consistía en entregar material. La compañía producía equipos de minería, por ejemplo cintas transportadoras.Cuando los trabajadores necesitaban remaches o tornillos u otras cosas se lo pedian al capataz quien los apuntaba y nosotros se lo entregábamos. Había cientos de artículos diferentes que aprendí a conocer durante mis primeros 3 meses de trabajar allí. Estas órdenes las pasabamos a continuación al departamento de “costos”, donde a continuación se
revisaba si el departamento de “cálculo preliminar” no se habia equivocado.

Mi amigo Kurt por supuesto que desde hacia mucho tiempo había vuelto de Hungría. Su abuela también queria que hiciera las prácticas comerciales igual que mi madre. Él comenzó su formación en una fábrica de agua mineral “Karl Linden” . Esta era una pequeña empresa donde sólo estaba el jefe, un conductor y Kurt como aprendiz. En las máquinas de llenado trabajaban 6 a 7 chicas jóvenes. El conductor tenía que distribuir la mercancía, el jefe muchas veces iba al banco, etc, y Kurt era el chico para todo y gallito en la cesta! Él tenía suerte en su vida, creo que nació un domingo.

Después de los 3 meses en el departamento Magazin me pasaron al Departamento de Compras . Ese fue el mejor momento de mi formación porque siempre estaba fuera. Me enviaban a cualquier lugar, era un hombre libre, porque no podían controlar mi tiempo. Por la noche tuvimos que ir 2 o 3 veces al búnker. Cada uno con una bolsa con los elementos esenciales, o con las cosas que quería guardar, por ejemplo, joyas o dinero. No nos desvestiamos del todo, para llegar pronto al refugio. Más tarde, me quedaba a menudo en la cama, estaba aburrido con el tiempo y todo me daba igual.

La defensa alemana, obviamente no estaba quieta, en todas partes había grandes faros iluminando todas las direcciones buscando los aviones en el cielo. Una vez que habían encontrado uno, la Flak (cañón antiaéreo) disparaba y con frecuencia hacia caer alguno. Naturalmente, también había aviones de combate alemanes en el aire. Los aviones enemigos no tenían vida segura. La población alemana estaba tan molesta que cuando veían a uno que descendía en paracaídas, estaban a punto de lincharlo. Y los paracaídas eran codiciados, se podrían cortar una docena de camisas.

En casa siempre se hablaba del criminal Hitler. Madre constantemente temía de que alguien pudiera escuchar a padre, porque los espías estaban por todas partes. Cuando venía el tío Theo, traía las últimas noticias de la BBC de Londres. Estaba prohibido escuchar emisoras extranjeras. Por supuesto tío Theo difundía estas noticias también entre sus compañeros de trabajo y fue detenido a mediados de 1943 y puesto en la cárcel de Bochum.

Share